13 septiembre, 2010

Alexandre Balthazar Grimod de la Reyniére (1758-1837)

En muchas ocasiones he hecho referencia a este personaje muy pegado a la buena gastronoía y a la buenas mesas.
Pero quien fue este persona.
La pequeña biografía la he tomado de la Historia de la cocina y de los cocineros.

"El 20 de noviembre de 1758 nace en París, en el seno de la aristócrata familia de los Grimod de la Reyniére un bebé prematuro, con dedos mal-formados y que, en principie, no puede sobrevir. Rápidamente, se le bautiza como Alexandre, murió setenta y nueve años más tarde, el día de navidad de 1837, en Villiers sur Orge.
Descendiente de una familia de varias generaciones de Intendentes Agrícolas Reales (financieros encargados de la recaudación de impuestos), Alexandre molesta a causa de su discapacidad, razón por la cual su educación se confiará exclusivamente a los sirvientes. A los once años, Grimod de la Reyniére entra en un pensionado y sigue los cursos del Instituto Louis le-Grand en París. Al cabo de sus estudios es abogado y periodista.
Apartado del entorno familiar, Grimod de la Reyniére se mostrará rebelde y agresivo, contra la sociedad en general y contra la burguesía en especial, durante toda su vida.
En su rica casa de los Champs-Elysées los padres de Grimod organizan conciertos, recep¬ciones y grandes cenas en las cuales el chef de cocina Morillon exhibe sus capacidades. Cierta-mente es el origen del culto que Alexandre Balthazar profesará a la buena mesa.
Sin embargo, se aparta «al pequeño monstruo» de esta vida parisiense y se obliga a Grimod a viajar. Primero, por las provincias y luego a Suiza. De vuelta en Paris, Grimod provoca su primer escándalo gracias a una cena extravagante durante la cual ridiculiza las costumbres burguesas de la época. Más tarde, escribe un panfleto contra la justicia.
La sanción no tarda en caer; una carta con sello del rey le obliga a residir en una abadía de Lorraine. AI cabo de dos años, marcha a Suiza y finalmente a Lyon donde, discretamente, durante la Revolución, se convierte en negociante (en paños, sombreros, embutidos...)
Tras ocho años de ausencia, vuelve a Paris. Hombre de letras y fino gourmet, Grimod tiene una brillante idea. ¿Por qué no publicar un periódico donde presentar y comentar un «itinerario» de cafés, restaurantes y tiendas, sobre todo en estos momentos en que se abre uno tras otro? Esta publicación será El Almanaque Goloso. La primera edición, que aparece en 1802 tiene 280 páginas y obtiene un éxito excepcional. Es el nacimiento de un nuevo estilo literario: la crítica gastronómica. Al año siguiente, Grimod crea los «Jurados degustadores» que se reunirán todos los martes para apreciar y criticar las recetas preparadas o los productos recibidos para obtener la «legitimación» (conclusiones) que luego serán publicadas en el Almanaque goloso.
Progresivamente, las apreciaciones sobrepasan el marco estrictamente gastronómico, para atacar Ia vida privada de comerciantes y restauradores. Será el comienzo de los procesos y la decadencia. Las ediciones se interrumpen tras el octavo número.
Tras un último acto brillante el 7 de julio de 1813, en que convoca a sus amigos a sus pseudo-funerales, Grimod de la Reyniére se retira a una propiedad de la región parisina en Villiers sur Orge, donde morirá el 25 de diciembre de 1837".

2 comentarios:

Viena dijo...

Curiosa la vida de este hombre que debió sufrir lo suyo con esa marginación por parte principalmente de una familia que renegaba de él, por su deformación.
A pesar de todo, por lo que cuenta, debió tener gran fortaleza, pues con todos los inconvenientes, no dejó de alzar su personalidad y estar lúcido en criticar a esa misma sociedad que le había marginado.
Un placer leerle, como siempre Apicius. Gracias.
Un abrazo

Apicius dijo...

Hola Viena:
Para hacerse una idea mejor de este personaje, lea cuando pueda en la sección de historia "Nacimiento de los Jurados Gastronómicos en este enlace http://historiasdelagastronomia.blogspot.com/2009/02/nacimiento-de-los-jurados-gastronomicos.html
Gracias por el comentario.
Saludos